Agencias

Un desafiante Ted Cruz defiende su decisión de no respaldar a Trump

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page
El senador conservador de Texas se mantuvo firme el jueves. Se negó a decir si votaría por Trump, quien calumnió a su esposa por su apariencia física y sugirió que su padre tenía relación con el asesino del fallecido presidente John F. Kennedy. REUTERS/Brian Snyder

El senador conservador de Texas, Ted Cruz, se mantuvo firme el jueves. Se negó a decir si votaría por Trump, quien calumnió a su esposa por su apariencia física y sugirió que su padre tenía relación con el asesino del fallecido presidente John F. Kennedy. REUTERS/Brian Snyder

Cleveland, Ohio, 21 de julio. El senador estadounidense Ted Cruz defendió firmemente su decisión de no respaldar a Donald Trump y dijo el jueves que no es un “perrito faldero” del candidato presidencial republicano, dejando al descubierto una dañina fisura en la convención del partido antes de la elección del 8 de noviembre.

Cruz, que quedó en segundo lugar detrás de Trump en la carrera por la nominación republicana después de una campaña encarnizada, fue abucheado por los delegados en la reunión en Cleveland el miércoles por la noche cuando ofreció un discurso en el que no dio su apoyo a Trump.

El senador conservador de Texas se mantuvo firme el jueves. Se negó a decir si votaría por Trump, quien calumnió a su esposa por su apariencia física y sugirió que su padre tenía relación con el asesino del fallecido presidente John F. Kennedy.

Pero sí dejó en claro que no dará su voto a la precandidata presidencial demócrata, Hillary Clinton.

“No tengo el hábito de apoyar a la gente que ataca a mi esposa y ataca a mi padre”, dijo Cruz en una reunión de la delegación de Texas en Cleveland.

Los candidatos republicanos habían prometido durante el proceso de las primarias que apoyarían al eventual nominado del partido.

“Esa promesa no era un cheque en blanco para permitir que vayas y calumnies y ataques a Heidi, para que yo vaya como un perrito faldero y decir ‘muchas gracias por calumniar a mi esposa'”, respondió Cruz en voz alta ante los delegados.

La disputa es el último tropiezo en la reunión del partido de cuatro días, que debía ser una ocasión propicia para mostrar el apoyo de los republicanos a Trump, un hombre de negocios de Nueva York que nunca ha sido elegido para un cargo público pero que venció a 16 rivales en las primarias.

Trump, más conocido por los estadounidenses como una estrella de televisión, ha molestado a muchos dentro de su partido por su estilo franco, sus frecuentes insultos a los rivales y controvertidas propuestas políticas como prohibir temporalmente la entrada de los musulmanes al país y la construcción de un muro a lo largo la frontera con México.




You must be logged in to post a comment Login