Agencias

Obama y Trump se reúnen en la Casa Blanca, abren camino a la transición

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page
En un inicio cordial del traspaso del poder, el presidente Barack Obama y su sucesor electo Donald Trump se reunieron el jueves en la Casa Blanca. Obama calificó el encuentro de 90 minutos de "excelente" y el republicano dijo que esperaba con ansia los "consejos" del presidente saliente. REUTERS/Kevin Lamarque

En un inicio cordial del traspaso del poder, el presidente Barack Obama y su sucesor electo Donald Trump se reunieron el jueves en la Casa Blanca. Obama calificó el encuentro de 90 minutos de “excelente” y el republicano dijo que esperaba con ansia los “consejos” del presidente saliente. REUTERS/Kevin Lamarque

Washington DC, 10 de noviembre (Agencias). El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, y el mandatario saliente, Barack Obama, hicieron a un lado los desacuerdos entre ambos mostraron en campaña y se reunieron por primera vez en la Casa Blanca para hablar sobre la transición hacia el 20 de enero.

La reunión en el salón Oval, que duró 90 minutos y en la que no hubo asesores, se llevó a cabo dos días después de la sorpresiva victoria de Trump sobre la ex secretaria de Estado Hillary Clinton.

Durante la campaña, Obama sostuvo que Trump no tenía aptitud para comandante en jefe. Por su parte Trump, durante años, cuestionó la legitimidad de la presidencia de Obama al insinuar falsamente que no había nacido en Estados Unidos.

Sentado al lado del actual presidente demócrata en la Oficina Oval, Trump dijo a periodistas: “Realmente debatimos muchas situaciones, algunas maravillosas, y algunas dificultades”. Agregó que Obama le explicó “algunas de las cosas maravillosas que se han logrado” sin dar más detalles.

Al menos en público, ambos aparentemente dejaron de lado su hostilidad. Al finalizar la reunión y los periodistas se apresuraban a abandonar el lugar, Obama sonrió y le explicó a su sucesor lo que sucedía.

Si Trump cumple sus promesas de campaña, eliminará mucho de lo que ha realizado Obama en sus ocho años en funciones. El presidente electo, que contará con un Congreso controlado por su partido, ha jurado derogar la ley de salud y desmantelar el acuerdo nuclear con Irán.

Trump, elegido el martes para lo que será su primer cargo público, dijo a Obama con un tono deferente: “fue un honor estar con usted y espero que se repita muchas veces más en el futuro”.

Por su parte, Obama aseguró que hará todo lo posible por ayudar al éxito de su sucesor cuando asuma e instó a que el país esté unido para enfrentar sus desafíos.

“Mi prioridad número uno en los próximos dos meses será intentar facilitar una transición que asegure el éxito de nuestro presidente electo”, dijo Obama al final del encuentro, mostrando modos cordiales y relajados que contrastaron con las palabras que se cruzaron ambos en la campaña.

Paralelamente, se reunieron en privado la primera dama Michelle Obama y la esposa de Trump, Melania, en la residencia de la Casa Blanca.

–Ruptura de Protocolo 

Trump viajó de Nueva York a Washington en su jet privado. En una ruptura con el protocolo, no permitió que los periodistas lo acompañaran para documentar su histórica visita a la Casa Blanca. Trump criticó con dureza a la prensa durante su campaña y por un tiempo no permitió que asistieran a sus actos los medios que lo habían disgustado.

En su agenda del día figuraban encuentros con el presidente de la cámara baja, Paul Ryan, y el líder del bloque mayoritario del Senado, Mitch McConnell. En ambos encuentros lo acompañará Pence.

Las decenas de periodistas que aguardaban el ingreso a la Oficina Oval para ver a los dos hombres juntos vieron al secretario general de la Casa Blanca, Denis McDonough, caminando por el Jardín Sur con Jared Kushner, el yerno de Trump. Los seguían varios colaboradores de Trump.

Los republicanos se mostraron alentados el miércoles por su demoledora victoria sobre Hillary Clinton, en unas elecciones que les dieron el control de la Casa Blanca y las dos cámaras del Congreso.

“Acaba de ganarse un mandato”, declaró el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan.

En un emocionado discurso para aceptar su derrota, Clinton dijo que el resultado había sido “doloroso, y lo será durante algún tiempo”, y admitió que el país estaba “más dividido de lo que pensábamos”.

Aun así, Clinton fue cortés en la derrota y declaró que “Donald Trump será nuestro presidente. Le debemos una mente abierta y la oportunidad de liderar”.

Trump se mostró mucho más moderado de lo habitual tras su victoria y no ha hecho más apariciones públicas desde su primer discurso.




You must be logged in to post a comment Login