Agencias

Obama advierte de que el resolver problema de agua en Flint llevará dos años

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó el miércoles la localidad de Flint, en Michigan, donde bebió agua filtrada para probar que era potable, aunque advirtió de que tomará dos años reemplazar las tuberías aún contaminadas. U.S. President Barack Obama drinks a glass of filtered water from Flint, a city struggling with the effects of lead-poisoned drinking water, during a meeting will local and federal authorities in Michigan, May 4, 2016. REUTERS/Carlos Barria

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó el miércoles la localidad de Flint, en Michigan, donde bebió agua filtrada para probar que era potable, aunque advirtió de que tomará dos años reemplazar las tuberías aún contaminadas.
U.S. President Barack Obama drinks a glass of filtered water from Flint, a city struggling with the effects of lead-poisoned drinking water, during a meeting will local and federal authorities in Michigan, May 4, 2016. REUTERS/Carlos Barria

5 de mayo. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó el miércoles la localidad de Flint, en Michigan, donde bebió agua filtrada para probar que era potable, aunque advirtió de que tomará dos años reemplazar las tuberías aún contaminadas.

Se estima que más de 8.000 niños tomaron agua contaminada en esta ciudad pobre del norte del país, que atrajo los focos en la actual elección presidencial estadounidense.

“Quiero que todo el mundo en Flint sepa que deben hacer examinar a sus hijos”, dijo Obama durante un encuentro con un grupo de funcionarios que respondía a la crisis.

Cuando le preguntaron si el vaso de agua que tenía enfrente era de Flint, aprovechó la oportunidad para demostrar que el agua filtrada era potable. “No soy de hacer este tipo de cosas, pero aquí vamos”, dijo antes de beber un sorbo. “Esto les confirma lo que sabemos científicamente”, añadió. “Los filtros están disponibles para todos en la ciudad”, indicó el mandatario.

Los aspirantes republicanos y demócratas a la Casa Blanca utilizaron la crisis del agua en Flint durante la campaña, hablando de las los fallos de los Gobiernos locales y federales en la crisis.

La contaminación se produjo tras la decisión de 2014 de abastecer a la ciudad desde el río Flint, en lugar del río Detroit, en el marco de medidas de reducción de gastos ordenadas por el gobernador republicano Rick Snyder. Los expertos creen que la contaminación del río Flint corroyó las tuberías, afectando el abastecimiento de agua.

El procurador general del estado presentó cargos criminales contra un funcionario de la ciudad y dos reguladores estatales por falsificar pruebas y alterar evidencia.




You must be logged in to post a comment Login