Agencias

Marco Rubio flaquea en debate presidencial y ofrece esperanza a sus rivales republicanos

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

Al ser criticado por el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, por su nivel de experiencia al ser su primera legislatura como senador por Florida, Rubio recurrió una y otra vez a declaraciones preparadas y pareció incómodamente agitado por vez primera tras unas intervenciones sin fisuras en los siete debates previos

Republican presidential candidate Senator Marco Rubio (L) reacts to an attack from rival candidate and businessman Donald Trump (R) during the Republican U.S. presidential candidates debate sponsored by ABC News at Saint Anselm College in Manchester, New Hampshire February 6, 2016. REUTERS/Carlo Allegri

Republican presidential candidate Senator Marco Rubio (L) reacts to an attack from rival candidate and businessman Donald Trump (R) during the Republican U.S. presidential candidates debate sponsored by ABC News at Saint Anselm College in Manchester, New Hampshire February 6, 2016. REUTERS/Carlo Allegri

Manchester, New Hampshire, 06 de febrero. El aspirante republicano a la Casa Blanca, Marco Rubio, enfrentó dificultades el sábado en un debate con sus rivales, lo que podría complicar su intento de convertirse en el máximo oponente de Donald Trump en New Hampshire, al tiempo que dio esperanzas a tres rivales que necesitan obtener un resultado contundente.

Al ser criticado por el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, por su nivel de experiencia al ser su primera legislatura como senador por Florida, Rubio recurrió una y otra vez a declaraciones preparadas y pareció incómodamente agitado por vez primera tras unas intervenciones sin fisuras en los siete debates previos.

“Marco, el problema es que cuando eres presidente de Estados Unidos, cuando eres gobernador de un estado, el discurso memorizado de 30 segundos en el que hablas de lo grande que es Estados Unidos no resuelve al final los problemas de las personas”, dijo Christie durante un acalorado intercambio al principio de la noche.

Aunque Rubio se recuperó más tarde en el debate, el momento que eligió para flaquear fue terrible, tres días antes de que los republicanos de New Hampshire elijan a sus favoritos en el segundo proceso de primarias del país. El debate celebrado en el St. Anselm College fue el último antes de la votación.

Los duros momentos pasados por Rubio podrían reanimar las campañas de Christie, del ex gobernador de Florida, Jeb Bush, y del gobernador de Ohio, John Kasich, tres experimentados políticos que, al igual que Rubio, representan al republicanismo tradicional.

Los tres han sufrido por el liderazgo de Trump en la carrera republicana y necesitan un punto de ruptura para alterar la trayectoria de la batalla en New Hampshire, donde los sondeos dan como favorito a Trump, por delante de Rubio y el senador por Texas Ted Cruz.

Trump tampoco tuvo su mejor día. Pareció confundido en un pulso con Bush sobre el uso de las expropiaciones en interés de proyectos públicos y de la industria privada.

Pero pareció hacerlo lo suficientemente bien como para ganar posiblemente el martes, en la que sería su primera victoria en la carrera de 2016, dejando a un lado el dolor de la derrota de la semana pasada en el caucus de Iowa, donde fue segundo tras Cruz y apenas por delante del emergente Rubio.




You must be logged in to post a comment Login