María Teresa Bonilla

Irregularidades en las elecciones primarias de Arizona, los votantes piden justicia

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

Áreas con población de origen hispano con un solo lugar de votación o ninguno

En las pasadas elecciones primarias del martes  22 de marzo de 2016, lo votantes en Arizona tuvieron que hacer largas filas y esperar varias horas para poder ejercer su derecho al voto, debido a una significativa reducción de los puestos de votación

En las pasadas elecciones primarias del martes 22 de marzo de 2016, lo votantes en Arizona tuvieron que hacer largas filas y esperar varias horas para poder ejercer su derecho al voto, debido a una significativa reducción de los puestos de votación

Phoenix, Arizona, 28 de marzo. Durante las recientes elecciones primarias realizadas en el Condado Maricopa, en Arizona el pasado martes, el número de centros de votación se redujo a 60, esto en comparación con las primarias de 2012, donde los votantes tuvieron acceso a 200 puestos de votación .

Los funcionarios fueron advertidos de que la falta de urnas significaría largas lineas lo que haría que mucha gente de abstuviese de votar, pero de todas formas nadie hizo nada para detener este gran inconveniente.

En algunas áreas donde la población es predominantemente de origen hispano, los votantes solo pudieron tener acceso a un lugar. E incluso muchos se encontraron con el inconveniente de no tener un solo centro de votación al alcance.

El Condado de Maricopa asigna un lugar de votación por cada 108.000 habitantes en promedio, en Phoenix, una ciudad formada en general por minorías, sin embargo las comunidades anglo tuvieron más sitios de votación en promedio, por residentes. El resultado fue un “embotellamiento humano”, en las filas de los votantes, los que tuvieron que esperar hasta 5 horas para ejercer su derecho de votar, en el país que más defiende la democracia.

La encargada de la oficina de registros del Condado Maricopa, la republicana Hellen Pursell, dijo entender que las personas estuvieran molestas, pero no ofreció ninguna solución sobre lo sucedido el martes.

En una entrevista al diario Arizona Republic, Pursell reconoció su culpa, pero dijo básicamente que ya no había nada que hacer: “Definitivamente tomamos malas decisiones y solo tuvimos 60 lugares de votación, no anticipamos que habrían tantos votantes estén año asistiendo a las urnas. Obviamente estábamos equivocados, es mi culpa, así que para futuras elecciones nos fijaremos en esto”.

Estas declaraciones son bastante confusas si se tiene en cuenta que el trabajo de esta persona debe ser calcular con anticipación el número de votantes, basándose en datos y estadísticas como el número de votantes inscritos por cada distrito o zona y así fácilmente determinar los puestos de votación que se necesitan.

A este punto es obvio que muchas personas estén pensando en la renuncia de Pursell, pero sobre esto la funcionaria si ha tenido una opinión más concreta: “No voy a renunciar, y el electorado es libre de protestar y hacer lo que quiere”, dijo mientras un grupo de personas se reunió a las afueras de su oficina para pedir su renuncia.

El alcalde de Phoenix, Greg Stanton ha pedido al Departamento de Justicia de los Estados Unidos, que investigue sobre las irregularidades ocurridas durante las primarias de 2016 en Phoenix.

Si usted quiere ser parte de el movimiento para presionar y que se haga justicia sobre este lamentable hecho puede firmar una petición en el siguiente link:

http://bit.ly/1UxqmI9

 

 




You must be logged in to post a comment Login