Agencias

Comienza lenta recuperación tras inundaciones en Louisiana

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page
A vehicle is seen on a flooded street in Prairieville, Louisiana, U.S., August 16, 2016.  REUTERS/Jonathan Bachman

A vehicle is seen on a flooded street in Prairieville, Louisiana, U.S., August 16, 2016. REUTERS/Jonathan Bachman

Albany, Louisiana, 17 de agosto. El olor de agua lodosa dominaba el aire mientras la gente comenzaba a revisar sus pertenencias anegadas y arrancaba alfombras el miércoles en el inundado sur de Louisiana, que ahora enfrenta el duro reto de cómo albergar a miles de desplazados.

Incluso mientras las aguas retrocedían en algunas áreas, en otras estaban subiendo en algunas comunidades río abajo, forzando a muchos a escapar a albergues.

Las autoridades ofrecieron una sombría imagen de la crisis: al menos 40.000 viviendas dañadas y 11 personas muertas en las peores inundaciones en la historia del estado. Más de 30.000 personas han sido rescatadas desde el viernes.

El miércoles, más de 110 carreteras estatales seguían cerradas, además de numerosas rutas locales.

En medio de aislados reportes de saqueos, el gobernador John Bel Edwards dijo que distritos con severos daños fueron colocados bajo toque de queda el martes por la noche.

Las aguas dejaron atrás una atmósfera de determinación para recuperarse mezclada con incredulidad e incertidumbre: residentes y dueños de negocios en el pueblo de Albany recalcaron reiteradamente que el

A man wades through a flooded street in Ascension Parish, Louisiana, U.S., August 15, 2016.  REUTERS/Jonathan Bachman

A man wades through a flooded street in Ascension Parish, Louisiana, U.S., August 15, 2016. REUTERS/Jonathan Bachman

área no se había inundado antes, y no se requería seguro para inundaciones.

La gente está usando máscaras quirúrgicas para la ardua tarea de arrancar alfombras, cartón yeso y aislante térmico. También sacaron arañas y cucarachas de los desagües.

Las autoridades comenzaron a ir casa por casa para asegurarse del paradero de todo el mundo. Revisaron además innumerables automóviles atrapados en la inundación.

“No creo que tengamos una idea precisa de la cantidad de personas desaparecidas”, dijo el gobernador.

Unas 68.000 personas han solicitado asistencia de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias y se espera que la cifra aumente. Veintidós distritos fueron incluidos en la declaración federal de desastre.

En al distrito de Livingston, una de las áreas más afectadas y con 138.000 habitantes, se estima que 75% de las viviendas sufrieron pérdida total.

Funcionarios del distrito fueron a Baton Rouge el martes para hablar con representantes federales sobre la necesidad de albergue temporal para los socorristas, un indicio de la crisis de viviendas que muy probablemente se producirá con tantas personas fuera de sus casas por semanas y quizás meses.

A submerged house is seen in Ascension Parish, Louisiana. REUTERS/Jonathan Bachman

A submerged house is seen in Ascension Parish, Louisiana. REUTERS/Jonathan Bachman

Ríos y arroyos seguían peligrosamente crecidos al sur de Baton Rouge mientras las aguas se drenaban en el Golfo de México.

El Comisionado de Seguros Jim Donelon dijo que en el área de Baton Rouge apenas 12% de las residencias estaban cubiertas con seguro para inundaciones, y 14% en Lafayyete, algo que consideró “impactante”.




You must be logged in to post a comment Login