Agencias

Anuncian programa que tiene como objetivo identificar más de 1.500 cadáveres hallados en el desierto de Arizona

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

"Missing in Arizona" se pondrá en marcha en octubre próximo para identificar los cadáveres a través de pruebas genéticas, registros médicos, huellas dactilares y fotografías, explicó Isidro Caro, oficial de asuntos comunitarios de la Oficina del Alguacil

La Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa, anunció esta semana el programa “Missing in Arizona”  que se pondrá en marcha a partir de octubre próximo y que busca darle nombre a 1.510 cuerpos sin identificar en Arizona a través de un trabajo conjunto con agencias, médicos forenses y familiares de desaparecidos.

Phoenix, Arizona, 10 de agosto. Las autoridades del condado Maricopa se esfuerzan por identificar los cadáveres hallados en el desierto de Arizona en un momento en que las muertes de inmigrantes en la frontera con México ya han alcanzado este año las 232.

La Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa anunció esta semana un programa que busca darle nombre a 1.510 cuerpos sin identificar en Arizona a través de un trabajo conjunto con agencias, médicos forenses y familiares de desaparecidos.

“Missing in Arizona” se pondrá en marcha en octubre próximo para identificar los cadáveres a través de pruebas genéticas, registros médicos, huellas dactilares y fotografías, explicó Isidro Caro, oficial de asuntos comunitarios de la Oficina del Alguacil.

Precisó que trabajarán con la Patrulla Fronteriza y otras agencias para “darle paz a la conciencia de las personas que han perdido a un ser querido”.

De acuerdo con datos de NamUs National Missing and Unidentified Persons System, hay 1.510 cuerpos sin identificar en Arizona, mientras que en el país superan las 40.000.

Para “Missing in Arizona” este número “representa a hijos, hijas, padres, madres, hermanos, todos ellos sin voz, esperando a reclamar la única cosa que se les ha dado en la vida que deben ser capaces de mantener en la muerte: su nombre”.

Rosa Pastrana, una inmigrante que busca instruir a los hispanos por medio de charlas con las autoridades sobre los riesgos de cruzar la frontera, dijo a la agencia de noticias Efe que se trata de una problemática en aumento.

“El riesgo es muy grande, más en estos tiempos que las temperaturas son de 120 grados (Fahrenheit)”, se lamentó.

Según datos recientes de la Organización de Naciones Unidas (ONU), los inmigrantes que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México están muriendo a un ritmo más rápido en 2017 que en años anteriores, a pesar de que el flujo general parece haber disminuido.

Las cifras arrojan que se registraron 232 muertes de inmigrantes en los primeros siete meses del año, un aumento del 17 % en comparación con las 204 muertes registradas entre enero y julio de 2016.

Son cifras “preocupantes”, expresó Julia Black, coordinadora del Proyecto para los Migrantes Desaparecidos (MMP) del Centro de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Recordó que según cifras de la Patrulla Fronteriza, las detenciones de inmigrantes entre enero y junio del 2017 fueron 140.024, alrededor de la mitad del número registrado en los primeros seis meses del 2016.

Según el informe del MMP, se han registrado más de 1.250 muertes de inmigrantes en la frontera entre México y Estados Unidos desde 2014.

El personal del MMP que analiza la problemática de los decesos, ve a cada muerto como una tragedia individual, que sirve como recordatorio sobre los riesgos de perseguir el llamado “Sueño Americano”.

NamUs, una organización del Instituto Nacional de Justicia (NIJ), indicó en su reporte que hasta el 30 de junio pasado se han notificado 14.937 casos de personas no identificadas en el país, de los cuales 2.871 han sido resueltos.

Pero los números no siempre son exactos, según Black, que mencionó que la cifra real de muertes de inmigrantes en 2017 puede ser más alto.




You must be logged in to post a comment Login