María Teresa Bonilla

6 de enero, día de los Reyes Magos, sigue tu estrella hoy y siempre

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

“Los pueblos se dirigen hacia tu luz y los reyes, al resplandor de tu aurora. Levanta los ojos a tu alrededor y contempla: todos se reúne y vienen a ti ; Tus hijos vienen de lejos y tus hijas son traídas en brazos”. Isaías 60:4

Lo reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltasar siguieron la estrella de Belén  hasta encontrar al Niño Jesús, le llevaron Incienso, mirra y oro.

El incienso representa la divinidad. Jesús no es sólo un hombre; es el Hijo de Dios hecho hombre

El Oro es un símbolo de realeza. Jesús es el rey, pero no un Rey común, Jesús es un Rey celestial, su reino no es de este mundo su dominio real se traduce en servicio, en entrega, en dedicación a los otros, especialmente a los pobres y a los que sufren.

Por último tenemos la mirra. La mirra se empleaba para embalsamar a los cadáveres. Jesús “había de morir por la salvación de todos”, comenta San Agustín. Se trata, pues, de un signo de la humanidad del Señor, que no dudó en compartir nuestra condición humilde y abocada a la muerte.

Que la inspiración de seguir una estrella con la esperanza de encontrar tu sueño guie tus pasos todo el año, no dejes de creer, en ti y en tus corazonadas, cuando tomes una decisión que sea la cabeza quien decida y el corazón el que te guie y no permitas que nada se interponga en tu camino, acuérdate que cuando más oscuro esta es cuando más podemos ver la estrella, Feliz Día de Reyes.




You must be logged in to post a comment Login