Agencias

Largas filas y molestos aficionados marcan inicio de competencias en Olímpicos de Río

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page
En la imagen, personas hacen fila para ingresar al Parque Olímpico en Río de Janeiro, 6 de agosto, 2016. El comienzo de los torneos de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro estuvo marcado por esperas de horas para ingresar a los estadios y el enojo de aficionados por perderse los eventos, mientras que varios atletas compitieron frente a inquietantes filas vacías. REUTERS/Laura Saravia

En la imagen, personas hacen fila para ingresar al Parque Olímpico en Río de Janeiro, 6 de agosto, 2016. El comienzo de los torneos de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro estuvo marcado por esperas de horas para ingresar a los estadios y el enojo de aficionados por perderse los eventos, mientras que varios atletas compitieron frente a inquietantes filas vacías. REUTERS/Laura Saravia

RÍO DE JANEIRO (Reuters) – El comienzo de los torneos de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro estuvo marcado por esperas de horas para ingresar a los estadios y el enojo de aficionados por perderse los eventos, mientras que varios atletas compitieron frente a inquietantes filas vacías.

Los organizadores se disculparon por el caos que imperó la mañana después de una deslumbrante ceremonia de apertura, ya que competencias como el voleibol de playa en la famosa playa de Copacabana fueron vistas por pocos espectadores.

Afuera de las instalaciones, las filas se extendían por varias cuadras y los aficionados molestos esperaban por los controles de seguridad bajo un agobiante sol.

“Sí tuvimos problemas en algunos (puntos de control) en el Parque Olímpico y pedimos disculpas a todos por hacerlos esperar afuera de las instalaciones (…) en las próximas horas estaremos en mejor forma”, dijo el portavoz de los Juegos, Mario Andrada, a periodistas.

Agregó que esperaba que ningún aficionada se hubiera perdido competencias para las que habían comprado entradas aunque admitió que algunos debieron esperar unos 90 minutos para ingresar. Muchos brasileños se mostraban muy enojados.

“No me lo creo. Es absurdo, ridículo”, dijo Natalia Carvalho, una residente de Río de 28 años y que quería ver al gimnasta brasileño y aspirante a una medalla Arthur Zanetti.

En cambio, ingresó al estadio después de que el deportista había terminado su presentación en anillas mientras miles esperaban su turno para entrar al Parque Olímpico.

“Es una falta de respeto para el aficionado que compró las entradas. Es una vergüenza”, agregó Carvalho.

Los organizadores culparon del caos a una falta de coordinación entre los varios grupos de encargados de seguridad, incluyendo la policía, personal de los Juegos y firmas privadas de seguridad.

Solo unos pocos cientos de espectadores entraron al estadio para ver la competencia de gimnasia, que tiene 13.500 asientos. La sede de boxeo también tenía muchos asientos vacíos el sábado por la mañana en la que los primeros profesionales hicieron historia olímpica al ingresar al cuadrilátero.

Los partidos de balonmano y hockey tampoco se disputaron con las gradas llenas.




You must be logged in to post a comment Login