Panorama Online

Estados Unidos en riesgo de no alcanzar meta de tasa de graduación de escuela secundaria del 90% para 2020

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

Especial de Educación/ Mayo 2017. Desde 2001, 2.8 millones más de estudiantes se graduaron de la escuela secundaria en lugar de abandonar sus estudios. En una economía que valora los logros educativos más que nunca, estas tasas en ascenso crearon beneficios enormes para las personas, las comunidades y todo nuestro país. Pero incluso ahora que la tasa de graduación a nivel nacional alcanzó el 83.2 por ciento, se vuelve cada vez más evidente que el país no podrá alcanzar la tasa de graduación de la escuela secundaria que había fijado como meta sin intensificar los esfuerzos para llegar a los estudiantes que históricamente han enfrentado los mayores desafíos. El país sigue retrasado para alcanzar su meta por segundo año consecutivo.

Recientemente, Civic Enterprises y el Everyone Graduates Center de la Johns Hopkins University, en asociación con America’s Promise Alliance y la Alliance for Excellent Education, publicaron el informe 2017 Building a Grad Nation (Construir un país de graduados 2017), la octava actualización anual sobre el progreso y los desafíos para elevar las tasas de graduación de la escuela secundaria. Las cuatro organizaciones lideran la campaña GradNation, un esfuerzo nacional para subir las tasas de graduación de la escuela secundaria a tiempo al 90 por ciento para la promoción de 2020. El informe de 2017 es presentado por su patrocinador principal, AT&T, y su patrocinador secundario, State Farm.

El informe de este año marca el quinto año desde que los estados usan la Tasa de Graduación Ajustada por Cohorte (ACGR, por sus siglas en inglés), una fórmula en común para recopilar estadísticas de graduación en los distintos estados y entre una variedad de subgrupos. Dado que solo faltan cinco años de datos federales para el año 2020, los datos también dejan en claro que la tasa de progreso debe aumentar considerablemente para que el país alcance sus metas. Solo la mitad de los estados del país están bien encaminados para alcanzar una tasa de graduación del 90 por ciento para 2020.

“Las tasas de graduación de la escuela secundaria a nivel nacional aumentaron cuatro puntos porcentuales de 2010 a 2015. Eso es más que un simple dato estadístico; significa que cientos de miles de jóvenes más están en mejores condiciones para inscribirse en estudios superiores. Estos aumentos, reflejados en todos los estados y subgrupos de estudiantes durante ese período de cinco años, son un gran logro para nuestro país”, señaló Robert Balfanz, director del Everyone Graduates Center de la Facultad de Educación de la Johns Hopkins University y coautor del informe. “Ahora bien, a medida que avanzamos al trecho final de la campaña, debemos doblar nuestro progreso para alcanzar la meta. Este informe es un mapa que indica cómo llegar allí”.

“En 2015, aproximadamente la mitad del país tenía tasas de graduación de la escuela secundaria de 85 por ciento o más, lo cual significaba que más estados estaban bien encaminados para alcanzar la meta de una tasa de graduación del 90 por ciento para el año 2020”, indicó John Bridgeland, presidente y director ejecutivo de Civic Enterprises y coautor del informe. “Pero nuestro país debe hacer más para alcanzar la equidad y lograr que atraviese las fronteras estatales. Es hora de concentrar nuestra atención en las poblaciones más difíciles de alcanzar y trabajar para elevarlas hasta el éxito”.

Escepticismo sobre la autenticidad de las mejoras en las tasas de graduación. Las tasas en aumento se recibieron con un mayor grado de escrutinio. Los temas cuestionados incluyen la recopilación y notificación de datos, el aumento en la cantidad de escuelas alternativas con estándares más bajos para la graduación, múltiples diplomas de secundaria con diversos estándares de excelencia y la cuestión de si tener tasas de graduación de la escuela secundaria más altas realmente se traduce en más inscripciones y logros a nivel de educación superior. Estos puntos preocupantes para ciertos estados específicos o algunos tipos de escuela en particular hacen necesaria una revisión con detenimiento. Pero los datos también muestran que estos desafíos no superan la tendencia nacional en aumento.

“Se debe hacer más para reducir los errores en la recopilación de datos, los estados y distritos escolares deben seguir siendo responsables de sus estudiantes y se deben supervisar atentamente los programas de escuelas secundarias alternativas que a menudo trabajan con los estudiantes con más desventajas”, afirmó Jennifer DePaoli, asesora sénior en materia de políticas e investigación de Civic Enterprises y coautora del informe. “El informe de este año debe impulsar a los actores clave a renovar su compromiso e invertir en las mejores prácticas para mejorar los resultados educativos para los grupos de estudiantes más marginados”.

Hallazgos clave. El informe Building a Grad Nation se basa en los datos generales más recientes del Centro Nacional de Estadísticas sobre Educación del Departamento de Educación de los EE. UU. (2014-15). Un análisis detallado de los datos revela disparidades en las tasas de graduación en cinco áreas clave.

  • Estudiantes de bajos ingresos: Casi la mitad de la cohorte de graduación de 2015 – el 48.2 por ciento, un pequeño aumento con respecto a 2014 – venía de familias de bajos ingresos. A nivel nacional, la brecha entre los estudiantes de bajos ingresos y sus pares de medianos y altos ingresos ahora es de 13.7 puntos porcentuales. En casi la mitad de los estados, la brecha entre los estudiantes de bajos ingresos y sus pares más acaudalados es de 15 puntos porcentuales o más, y en 18 estados adicionales la brecha es de al menos 10 puntos porcentuales.
  • Estudiantes negros e hispanos/latinos: Las tasas de graduación para los estudiantes negros aumentaron 7.6 puntos porcentuales y 6.8 puntos porcentuales para los estudiantes hispanos/latinos desde 2011: entre las mayores subas de todos los subgrupos. Sin embargo, los estudiantes negros e hispanos/latinos constituyen el 54 por ciento de todos los estudiantes que no se gradúan dentro del plazo establecido.
  • Estudiantes con discapacidades: Treinta y tres estados indicaron que las tasas de graduación de la escuela secundaria para los estudiantes que reciben educación especial eran menores al 70 por ciento, y casi la mitad de esos 33 estados tenían tasas de graduación para los estudiantes con discapacidades menores al 60 por ciento. En cuatro estados –Carolina del Sur, Louisiana, Mississippi y Nevada– se graduaron menos de la mitad de los estudiantes que recibían educación especial. A nivel nacional, la brecha en la tasa de graduación entre los estudiantes con y sin discapacidades ahora es de 21.1 puntos porcentuales. En 29 estados, los estudiantes que reciben educación general se gradúan a tasas de 20 puntos porcentuales o más que sus pares que reciben educación especial.
  • Estudiantes que están aprendiendo inglés: La cantidad de estudiantes que están aprendiendo inglés en las escuelas públicas de los Estados Unidos va en aumento, del 8.8 por ciento (aproximadamente 4.2 millones de estudiantes) en 2003-04 a 9.2 por ciento (aproximadamente 4.5 millones) en 2013-14. Los 10 estados con la mayor proporción de estudiantes de inglés no graduados constituyen el 66 por ciento de todos los estudiantes de inglés no graduados en el país, mientras que más de un tercio de los estudiantes de inglés que no se graduaron dentro del plazo establecido se encuentran en California.
  • Escuelas secundarias con bajas tasas de graduación: Desde 2002, la cantidad de escuelas secundarias grandes con bajas tasas de graduación (con 300 o más alumnos inscritos) bajó a la mitad y ahora hay menos de 900,000 estudiantes inscritos en ellas, frente a los 2.5 millones de inscritos que solían tener. Había 2,249 escuelas secundarias con bajas tasas de graduación (con 100 o más alumnos inscritos) en 2015, lo que constituía el 12 por ciento de todas las escuelas públicas con 100 o más alumnos inscritos. Dos de cada tres estudiantes en escuelas secundarias con bajas tasas de graduación son negros o hispanos/latinos. Seis de cada 10 estudiantes en escuelas secundarias con bajas tasas de graduación cumplían los criterios para considerarse de bajos ingresos en 2015, lo que significa que hay poca diversidad económica en las escuelas secundarias con más dificultades del país.

Políticas recomendadas. El informe recomienda a los creadores de políticas públicas: 1) Crear planes de alta calidad para implementar la Ley Cada Estudiante Triunfa (Every Student Succeeds Act o ESSA); 2) Crear planes basados en evidencias para mejorar las escuelas secundarias con bajas tasas de graduación; 3) Obtener la tasa por cohorte correcta mejorando la uniformidad y transparencia en la ACGR; 4) Informar las tasas de graduación con ciclos académicos extendidos; y 5) Exigir mayor responsabilidad a las escuelas secundarias no tradicionales.

En una carta reciente al Departamento de Educación de los EE. UU., los líderes de la campaña GradNation hicieron algunas de estas recomendaciones en vista de que el Congreso recientemente derogó las regulaciones de la ESSA.

“El progreso en las tasas de graduación es principalmente una responsabilidad local y estatal, pero la supervisión federal sigue siendo un componente fundamental para garantizar que los estudiantes tradicionalmente marginados reciban el apoyo que necesitan”, señaló Bob Wise, presidente de la Alliance for Excellent Education y exgobernador de Virginia Occidental. “Al implementar y respaldar políticas que aumentan la responsabilidad y la transparencia, evitamos potenciales lagunas jurídicas que pueden ser devastadoras para muchos jóvenes”.

El camino hacia el 90 por ciento. El ciclo lectivo 2014-15 es el segundo año que el país no está encaminado para alcanzar su meta. Para alcanzarla, la tasa de graduación nacional debe aumentar 1.4 puntos porcentuales al año. En 2015, la tasa solo aumentó 0.9 por ciento.

“Necesitamos una verdadera revolución de equidad para lograr que más jóvenes se gradúen en los próximos años”, indicó John Gomperts, presidente y director ejecutivo de America’s Promise Alliance. “Para ayudar a acelerar el progreso, la campaña en el futuro se concentrará más en apoyar planes locales y estatales estratégicos y con fines específicos que tratarán de nivelar el terreno e inclinar la balanza para ayudar a que más jóvenes y escuelas tengan éxito”.




You must be logged in to post a comment Login