Quantcast
noticias
Home » Noticias » Tiroteo en cine en Colorado deja 12 muertos, 59 heridos, 11 continúan en condición critica

Tiroteo en cine en Colorado deja 12 muertos, 59 heridos, 11 continúan en condición critica

Tom Sullivan, centro, abraza a dos parientas durante la búsqueda de su hijo Alex Sullivan quien celebró sus 27 años yendo a ver la nueva película de Batman en la madrugada del viernes 20 de julio de 2012 en una función que se volvió trágica por un ataque a tiros que dejó varios muertos y decenas de lesionados en la localidad estadounidense de Aurora en el estado de Colorado. (Foto AP/Barry Gutierrez)

Aurora, Colorado. 20 de julio.  Mientras la nueva película de Batman se exhibía en la pantalla, un sujeto armado, vestido de negro y equipado con casco, armadura policial y una máscara antigás se levantó y avanzó hacia una puerta lateral.

Al principio, algunos espectadores lo distinguieron sólo como una silueta y pensaron que era un actor que formaba parte del espectáculo relacionado con uno de los estrenos cinematográficos más esperados del año.

Pero luego, según las autoridades, el hombre lanzó envases de gas que llenaron de humo la sala de cine en un suburbio de Denver. En medio de esa neblina y de la confusión entre lo que podía ser una fantasía de Hollywood o una realidad terrorífica, el sujeto abrió fuego, mientras la gente gritaba y se lanzaba al suelo para cubrirse.

Por lo menos 12 personas murieron y 59 resultaron heridas, en uno de los ataques a tiros más mortíferos en la historia reciente de Estados Unidos.

“Parecía un asesino listo para ir a una guerra”, dijo Jordan Crofter, quien asistió al cine y resultó ileso tras el ataque del viernes por la madrugada. Los disparos comenzaron aproximadamente 30 minutos después del estreno especial de medianoche de la película “The Dark Knight Rises”.

El agresor, identificado por la policía como James Holmes de 24 años, usó un fusil semiautomático del estilo militar, así como dos pistolas. No dejó de disparar salvo en las pausas para volver a cargar sus armas.

Según los testigos, el sospechoso avanzó por el pasillo del cine, y abrió fuego contra aquellos espectadores que trataron de huir. Las autoridades dijeron que 71 personas fueron alcanzadas por las balas. Una resultó herida en una sala adyacente, por un proyectil que penetró el muro.

“Había cartuchos (vacíos) que me caían en la cabeza. Me quemaban en la frente”, dijo Jennifer Seeger y añadió que el hombre iba vestido como los agentes del grupo especial SWAT.

“En cada instante todo era: ¡bum, bum, bum!”, recordó. “Recargaba y disparaba, y quien trataba de salir era asesinado”.

En cuestión de minutos, las llamadas desesperadas al número telefónico 911 derivaron en la llegada de unos 200 agentes policiales, ambulancias y otros cuerpos de emergencias. Holmes fue capturado en el estacionamiento. La policía dijo que después encontró explosivos listos para detonar en su apartamento cercano.

Las autoridades no informaron de inmediato sobre los posibles móviles. El FBI dijo que no había indicios de vínculos con algún grupo terrorista.

En la ciudad de Nueva York, el jefe policial Raymond Kelly, dijo, “parece claro que éste individuo estaba loco. Tenía el cabello pintado de rojo. Dijo que era el Guasón, en una referencia evidente al enemigo de Batman”.

La policía utiliza una cámara de video para ver al interior del apartamento donde vivía el sospechoso de un ataque a tiros que causó la muerte a varias personas y lesiones a decenas la madrugada del viernes 20 de julio de 2012 durante la proyección de la nueva película de Batman en un cine de Aurora en el estado de Colorado. (Foto AP/Ed Andrieski)

El jefe policial de Aurora, Dan Oates, no confirmó esa información, pero reconoció que había hablado con Kelly. Ambos trabajaban juntos en Nueva York.

Este fue el peor ataque a un grupo de personas en Estados Unidos desde la agresión del 5 de noviembre de 2009 en Fort Hood, Texas, donde un psiquiatra militar mató a tiros a 13 personas, entre civiles y soldados, además de que hirió a una treintena.

En Colorado, fue el acto más fatídico desde la matanza del 20 de abril de 1999 en la escuela Columbine High School. En ese entonces, los estudiantes Eric Harris, de 18 años, y Dylan Klebold, de 17, mataron a tiros a 13 personas e hirieron a 26 para luego darse muerte en la biblioteca de la escuela en el suburbio Littleton de Denver, a unos 24 kilómetros (15 millas) al oeste de Aurora.

La nueva película de Batman, última de la trilogía estelarizada por Christian Bale, se estrenó el viernes en todo el mundo. En Estados Unidos, el estreno incluyó funciones de medianoche. En la trama de la película, el villano Bane enfrenta al superhéroe con un arma nuclear que podría destruir toda Ciudad Gótica.

La tragedia obligó a las autoridades a cancelar la premier y la alfombra roja en París. Algunos cines en Estados Unidos reforzaron las medidas de seguridad durante las funciones del viernes.

El ataque ocurrió en una de las salas del complejo Century 16 en un centro comercial de Aurora, la tercera ciudad más grande en el estado.

Los espectadores no sabían lo que estaba ocurriendo y algunos creyeron que el ataque era parte del espectáculo.

La película incluye varias escenas de violencia y caos en lugares públicos, algo típico en las historias de superhéroes. En una secuencia, Bane encabeza un ataque contra una bolsa de valores, y en otra irrumpe a tiros en un estadio de fútbol americano, donde lanza varias bombas.

Un funcionario de las autoridades federales dijo que Holmes compró su boleto para el cine, ingresó a la sala con el resto del público y abrió una puerta de salida, que atrancó después con algún objeto, mientras la película seguía exhibiéndose. Luego, el sospechoso se colocó su equipamiento y abrió fuego, dijo el funcionario, quien solicitó permanecer anónimo para poder dar datos de una investigación en curso.

En algún momento, el sujeto pareció dar un paso fuera de la sala, porque varios testigos dijeron que había entrado por la puerta.

“Todo lo que vi es la puerta que se abría, dejando ver las luces de la calle, y una silueta”, dijo Crofter.

Sylvana Guillén, otra espectadora, dijo que el individuo, vestido de negro, apareció en la parte frontal del cine, tal como lo hace el personaje de “Gatúbela” en la película. Luego, la mujer oyó los disparos y olió el humo del envase de gas.

Mientras Guillén y su amiga Misha Mostashiry corrían hacia la salida, vieron a un hombre que resbaló en la sangre de una mujer herida a quien trató de ayudar.

El jefe policial Oates afirmó que el sospechoso llevaba una máscara antigás, un casco y un chaleco blindados, así como protectores en piernas, ingle y garganta. Señaló que llevaba un fusil semiautomático del tipo militar AR-15, una escopeta y dos pistolas.

“Pensé que era parte del show. No pensé que fuera real”, dijo Seeger. Añadió que estaba en la segunda fila, a metro y medio del atacante, quien le apuntó a la cara. “Yo era como un venado deslumbrado. No sabía qué hacer”.

La espectadora se lanzó al suelo mientras el sujeto baleaba a la gente sentada detrás de ella.

Seeger dijo que comenzó a gatear hacia una salida cuando vio a una niña de unos 14 años, que “yacía sin vida en las escaleras”. Vio a un hombre con un balazo en la espalda y trató de revisarle el pulso.

“Pero me tuve que ir”, dijo. “Me iban a dar a mí”.

Más tarde, la policía comenzó a ingresar a la sala y pidió a la gente que abandonara el inmueble, con las manos en alto.

Algunas de las víctimas del atentado fueron tratadas por la exposición a sustancias químicas relacionadas al parecer con los botes arrojados por el sospechoso. Entre los lesionados está un bebé de cuatro meses, quien fue tratado en un hospital y dado de alta.

Las autoridades comenzaron a retirar los cadáveres del cine el viernes por la tarde. Diez personas fallecieron en el cine y las otras luego de ser sacadas del inmueble, a consecuencia de sus lesiones.

Quienes conocían a Holmes lo describieron como una persona tímida e inteligente, que se crió en California con sus padres, en un vecindario de un suburbio de San Diego. Holmes jugaba al fútbol en la secundaria Westview y corría para ejercitarse, antes de ir a la escuela.

Una partida de agentes del FBI y de la policía local utilizó la escalera de un carro de bomberos para acercarse al apartamento de Holmes en Aurora. Los policías colocaron en el extremo de una barra de 3,7 metros (12 pies) una cámara que les permitió descubrir en el apartamento explosivos por detonar. Las autoridades desalojaron cinco edificios mientras determinaban la manera de neutralizar el material inflamable y explosivo.

“Es algo que yo no había visto antes”, relató Oates.

Holmes se inscribió hace un año en un programa de doctorado en neurociencia pero estaba en proceso de retirarse, dijo la vocera Jacque Montgomery de la Universidad de Colorado en Denver.

La Policía difundió un comunicado de la familia de Holmes: “Nuestros corazones están con quienes se vieron involucrados en esta tragedia y con las familias y amigos de los afectados”.

El presidente Barack Obama dijo que estaba triste por el “tiroteo horrible y trágico”, al tiempo que afirmó que su gobierno estaba “comprometido con llevar a la justicia a quien fuera responsable, garantizar la seguridad de nuestra gente y atender a quienes fueron heridos”.

Debe estar registrado para hacer comentarios Login

PANORAMA TV

Encuesta Panorama

Pronóstico del clima

Clear
Monday 10/20 0%
Clear
Sunny. High 88F. Winds light and variable.
Clear
Tuesday 10/21 0%
Clear
Mostly sunny skies. High near 90F. Winds SE at 5 to 10 mph.
Clear
Wednesday 10/22 0%
Clear
Mainly sunny. High 92F. Winds light and variable.

© 2014 Panorama Online. Todos los derechos reservados.