Agencias

Terremoto destruye históricas localidades del centro de Italia, deja al menos 73 muertos

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page
Imagines de destrucción después del terrible sismo que sacudió en centro de Italia, una de las poblaciones afectadas fue Pescara del Tronto. Italy. REUTERS/Remo Casilli

Imagines de destrucción después del terrible sismo que sacudió el centro de Italia, una de las poblaciones afectadas fue Pescara del Tronto. Italy. REUTERS/Remo Casilli

Accumoli, Italia. 24 de agosto. (Reuters) – Un devastador terremoto sacudió la madrugada del miércoles una serie de localidades montañosas del centro de Italia y dejó al menos 73 personas muertas, residentes atrapados bajo los escombros y un número indeterminado de desaparecidos.

El sismo se produjo en las primeras horas del día, cuando la mayoría de las personas dormía, y destruyó casas y caminos en varias ciudades a unos 140 kilómetros al este de Roma.

Las localidades más afectadas son Amatrice y Accumoli, cerca de Rieti, a unos 100 kilómetros (80 millas) al noreste de Roma,

Aunque la magnitud del movimiento fue sólo de 6,2 -con epicentro cerca de la ciudad de Nursia- el daño que ocasionó fue severo debido a que se originó a poca profundidad, a unos cuatro kilómetros debajo de la superficie.

Los servicios de emergencia distribuyeron una fotografía aérea de la zona afectada que mostraba franjas destruidas de la ciudad de Amatrice, mientras los escombros llenaban las calles de la localidad cercana de Accumoli.

Las imágenes de Amatrice revelaban devastación completa. “No existe más”, dijo a RaiNews24 el presidente de la Región Lacio, Luca Zingaretti.

Una mujer es sacada a hombros en una camilla de debajo de los escombros tras el terremoto que sacudió Amatrice, una localidad en el centro de Italia, el 24 de agosto de 2016. (Massimo Percossi/ANSA via AP)

Una mujer es sacada a hombros en una camilla de debajo de los escombros tras el terremoto que sacudió Amatrice, una localidad en el centro de Italia, el 24 de agosto de 2016. (Massimo Percossi/ANSA via AP)

“Es toda gente joven, es temporada de vacaciones y el festival local estaba por celebrarse pasado mañana, así que mucha gente vino a ese evento (…) Es una catástrofe”, dijo Giancarlo, un residente de Amatrice de 65 años, sentado en la calle vestido apenas con ropa interior.

La cifra de fallecidos entre Amatrice y Accumoli es de 53 personas, mientras que otras 20 perdieron la vida en el territorio de Arquata del Tronto, donde aún hay desaparecidos, dijeron las autoridades.

En Accumoli los edificios que estaban todavía en pie mostraban grietas y daños en su estructura, mientras los residentes se esforzaban por remover escombros con sus propias manos antes de la llegada de los servicios de emergencia.

Una familia de cuatro personas, incluyendo dos niños de 8 meses y nueve años, murió en una casa que se derrumbó en esa localidad.

El alcalde de Accumoli dijo que unas 2.500 personas quedaron sin hogar. El terremoto causó daños en ciudades de las regiones de Umbría, Lacio y Las Marcas.

Un reportero de Reuters dijo que el hospital de la ciudad fue gravemente dañado por el terremoto, por lo que los pacientes fueron trasladados a la calle. La RAI informó que dos niñas afganas, que se cree eran solicitantes de asilo, también estaban desaparecidas en la ciudad.

Las réplicas, la más fuerte de magnitud 6,0, provocaron alarma también en Roma y se sintieron hasta en Bolonia y Nápoles. “No dejaremos a nadie solo, ninguna familia, ningún condado, ninguna comunidad”, dijo el primer ministro Matteo Renzi, que viajará en la tarde a la zona afectada.

Angela Merkel dijo el miércoles que Alemania podía ayudar a Italia si el país lo requería. “Las fotografías que hemos visto son horribles. Estamos listos para hacer todo lo que podamos para ayudar a Italia si es necesario”, afirmó la canciller en una conferencia de prensa en Estonia.

A man is rescued alive from the ruins following an earthquake in Amatrice, central Italy. REUTERS/Remo Casilli

A man is rescued alive from the ruins following an earthquake in Amatrice, central Italy. REUTERS/Remo Casilli

– Ya había sucedido 

“Vinimos a la plaza y esto parecía el infierno de Dante”, comentó Agostino Severo, habitante de Roma que estaba de visita en Illica. “Hay gente pidiendo auxilio. Las cuadrillas de rescate llegaron una hora después, o una hora y media”.

La devastación recuerda a la causada en 2009 por un sismo que mató a más de 300 personas en L’Aquila y sus alrededores, a unos 90 kilómetros (55 millas) al sur del último epicentro. L’Aquila envió equipos de rescate a la zona el miércoles para ayudar en las tareas.

“No sé qué decir. Estamos viviendo una inmensa tragedia”, apuntó Savino D’Amelio, cura en una parroquia de Amatrice. “Solo esperamos que haya el menor número de víctimas posible y que tengamos el coraje para seguir adelante”.

En Pescara del Tronto, en la región de Le Marche, la carretera principal del pueblo estaba cubierta de escombros. La agencia de noticias ANSA reportó que el sismo causó 10 muertos en esa zona, un dato que no fue confirmado oficialmente.

Los residentes sacaban a sus vecinos de entre los escombros con sus propias manos por la tardanza de los equipos de rescate. Imágenes aéreas tomadas por bomberos de la región mostraban gran parte del pequeño pueblo derruido.

“Hay botellas de licores rotas por todo el local”, lamentó Gino Petrucci, el propietario de un bar en la cercana Arquata Del Tronto mientras comenzaba a limpiar el establecimiento.

El Servicio Geológico italiano indicó que la magnitud del terremoto fue de 6 grados. El Servicio Geológico de Estados Unidos elevó la magnitud a 6,2 y situó el epicentro en Norcia, a unos 170 kilómetros (105 millas) al noreste de Roma, con una profundidad relativamente escasa de 10 kilómetros (6 millas).

“Terremotos de esta magnitud y a esta profundidad pueden provocar en nuestro territorio el derrumbe de edificios, lo que puede resultar en muertes”, manifestó el jefe del servicio de protección civil del país, Fabrizio Curcio. La región es popular entre los turistas que huyen del calor de Roma, y en esta época del año tiene más residentes que en otras, por lo que el colapso de solo un edificio puede aumentar la cifra de víctimas mortales significativamente, agregó.

El alcalde de Accumoli, Stefano Petrucci, dijo que seis personas perdieron la vida en la localidad, incluyendo una familia de cuatro miembros. Se emocionó al destacar que la pequeña localidad pasa de 700 a 2.000 habitantes en los meses de verano y temió por su futuro.

You must be logged in to post a comment Login